El Observador

 

Descifran diez palabras del

misterioso libro de Voynich     

Un profesor británico descodifica nombres de estrellas y plantas en el manuscrito del siglo XV, uno de los más raros del mundo, y asegura que el texto no es un engaño.

© Archivo ABC
Imagen del manuscrito de Voynich

La británica Universidad de Bedfordshire ha anunciado que uno de sus profesores, experto en lingüística aplicada, ha conseguido descifrar diez palabras del manuscrito de Voynich, un libro del siglo XV considerado como «el más misterioso» del mundo y que, hasta ahora, resultaba un auténtico galimatías al que nadie encontraba sentido, hasta el punto de que ha llegado a ser tachado de fraude.

El manuscrito de renombre mundial está lleno de ilustraciones de plantas exóticas, estrellas y figuras humanas misteriosas, además de muchas páginas escritas en un idioma desconocido. Hasta ahora la obra ha desconcertado a estudiosos y criptógrafos. Se han propuesto las más distintas teorías sobre su autoría. Algunos sugieren que la obra está relacionada con Leonardo da Vinci, los cátaros, la tribu perdida de Israel o los aztecas... Incluso se ha llegado a proclamar la disparatada idea de que fue escrita por extraterrestres.

El pasado año, un estudio de la Universidad de Manchester sugería que el texto comparte características con lenguas auténticas y que podría contener mensajes codificados, pero solo en la ficción el Voynich ha podido ser descodificado por completo, nada menos que por el arqueólogo Indiana Jones, que lo utilizaba para encontrar la «piedra filosofal».

El profesor Stephen Bax cree haber comenzado a desvelar por fin los significados de misterio del libro de Voynich utilizando su amplio conocimiento de los manuscritos medievales y su familiaridad con las lenguas semíticas como el árabe. Utilizando un cuidadoso análisis lingüístico, está trabajando en ello letra por letra, según explica la universidad en un comunicado.

«Di con la idea de identificar nombres propios en el texto, siguiendo enfoques históricos que han descifrado con éxito los jeroglíficos egipcios y otros misteriosos escritos, y que luego utilizan esos nombres para resolver parte del texto», explica Bax.

«El manuscrito tiene un montón de ilustraciones de estrellas y plantas. Fui capaz de identificar algunas de ellas, con sus nombres, al observar manuscritos medievales de hierbas en árabe y otros idiomas, y luego comencé la decodificación, con algunos resultados emocionantes», apunta.

«Taurus» y «cilantro»

Entre las palabras que el experto ha identificado está el término para «Taurus», junto a un dibujo de siete estrellas que parecen ser las Pléyades, y también la palabra «Kantairon» junto a una imagen de la planta centáurea, una conocida hierba medieval, así como otra serie de plantas, entre las que se encuentran el «cilantro», «eléboro» y «enebro», también con sus dibujos correspondientes.

Aunque la decodificación del profesor Bax es todavía parcial, podría ser un avance importante para un desciframiento completo del texto. «Mi objetivo es alentar a otros lingüistas a trabajar conmigo para descifrar toda la secuencia con el mismo enfoque, aunque no será fácil. De esa manera, quizás podamos entender lo que sus misteriosos autores estaban tratando de decirnos», agrega. Eso sí, de lo que Bax está convencido es de que el manuscrito «no es un engaño». «Probablemente, es un tratado sobre la naturaleza, tal vez en un lenguaje asiático o de Oriente Próximo».

Las pruebas «definitivas» de la visita extraterrestre a los mayas

“Ha llegado el momento” de sacar a la luz esta información “por el bien de la Humanidad”. Con semejante declaración de intenciones los gobiernos de México y Guatemala han decidido hacer públicas diversas pruebas que han permanecido ocultas hasta ahora y que, supuestamente, demuestran que hubo una visita extraterrestre a la civilización maya.

Imagen de una de las pirámides mayas

4 Octubre 11 - Madrid - E.V.

Los contactos de los extraterrestres con los mayas han sido un argumento recurrente para aquellos que defienden no sólo que no somos los únicos habitantes del universo, sino que algunos de nuestros vecinos ya se han puesto en contacto con nosotros. Ahora, un documental que prepara el cineasta mexicano Juan Carlos Rulfo, hijo del escritor Juan Rulfo, pretende sacar a la luz las pruebas “definitivas” de que los aliens visitaron a la civilización maya.

El documental, que llevará por título "Revelaciones de los mayas 2012 y más allá", mostrará códices, objetos y documentos oficiales que los gobiernos de México y Guatemala han mantenido hasta ahora en secreto y que ahora han decidido desclasificar para la ocasión.

El estreno de la cinta se hará coincidir con el fin del calendario maya, en 2012, para aprovechar el tirón mediático que supone una fecha que muchos consideran el fin del mundo. Pero campañas de marketing aparte, lo cierto es que los autores prometen que estas pruebas, respaldadas por el testimonio de arqueólogos y diversos expertos, serán la confirmación “irrefutable” de que hubo algún tipo de contacto entre civilizaciones. 

Una nave espacial en medio de la selva

Según ha adelantado al diario británico The Guardian el productor del documental, Raúl Julia-Levy, los más entusiastas con este proyecto han sido los gobiernos de México y Guatemala, sobre cuyos territorios se asentó la civilización maya, que han decidido desclasificar documentos sobre esta supuesta visita extraterrestre.

"México nos va a entregar códices, artefactos y documentos que contienen evidencias de que hubo este contacto entre mayas y extraterrestres, y toda esa información será corroborada por arquólogos", aseguró Julia-Levy. Entre estos expertos está Luis Augusto García Rosado, secretario de ministro del estado mexicano de Campeche, que adelantó que hay traducciones de códices que han permanecido durante años ocultas en bóvedas secretas, e incluso habla de artefactos voladores que cayeron en la selva hace unos 3.000 años.

¿Un ovni caído en medio de la Tierra del que aún no se ha dicho nada? ¿Por qué? A la espera de confirmar hasta qué punto son exactas estas evidencias, el Gobierno de Guatemala ha preparado el terreno, por boca de su ministro de Turismo, Guillermo Novielli, ante lo que está por venir: “Ha llegado el momento de sacar a la luz esta información”.

Entre otras novedades, el documental de Rulfo aporta el resultado de las búsquedas realizadas en zonas poco exploradas de Guatemala o México, como Calakmul, cuyos hallazgos se ha decidido que permanezcan secretos hasta la fecha, según The Guardian.

El calendario maya concluye el 21 de diciembre de 2012, una circunstancia que ha alimentado las teorías conspiranoicas que vaticinan que en esa fecha una gran catástrofe destruirá el mundo. Por supuesto, no hay ni una sola prueba científica que aliente esta posibilidad. Es más, algunos expertos enfrían la imaginación popular argumentando que, simplemente, la fecha es el final de un ciclo en el calendario de aquella civilización y el comienzo de otro periodo de 5.125 años de duración.


 

Mas Allá de la Ciencia


   

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
 

 

 

M I E M B R O S  -  A R T I C U L O S  -  I N V E S T I G A C I O N  -  C O N T A C T O S  -  M u e s t r a     U f o - P s i

Todos los derechos reservados ISSN: En trámite- Resolución óptima: 800X600 - Fuente Mediana